• Página principal
  • News
  • Francia: Los sindicatos de la educación exigen al Gobierno que cumpla su compromiso con respecto a las condiciones de vida

Francia: Los sindicatos de la educación exigen al Gobierno que cumpla su compromiso con respecto a las condiciones de vida

Mediante sus federaciones sindicales, los sindicatos franceses de la educación no permiten que las autoridades públicas olviden su promesa de garantizar a los funcionarios públicos un nivel de vida digno a través del Protocolo sobre Trayectorias Profesionales, Carreras y Remuneración.

Un triple cuestionamiento del acuerdo firmado

El Syndicat national des enseignements de second degré - Fédération syndicale unitaire (SNES-FSU, por sus siglas en francés) ha publicado la carta enviada al primer ministro elaborada por las seis organizaciones sindicales que firmaron el Protocolo sobre Trayectorias Profesionales, Carreras y Remuneraciones (PPCR), a saber, la Union des fédérations des fonctions publiques et assimilés – la Confédération française démocratique du travail (UFFA-CFDT, por sus siglas en francés), la Confédération française de l'encadrement - Confédération générale des cadres (CFE-CGC), la Fédération Autonome de la Fonction Publique (FA-FP,, por sus siglas en francés), la FSU, y la Union Nationale des Syndicats Autonomes (UNSA) Fonction Publique.

En esta carta, los sindicatos signatarios recuerdan que, en la reunión del Consejo Conjunto de la Función Pública, celebrada el 10 de julio de 2017, el ministro francés de Acción y Cuentas Públicas anunció en nombre del Gobierno, en relación con el PPCR, que "la situación de las finanzas públicas nos obliga a examinar el calendario de aplicación del Protocolo y escalonar su introducción".  

Para estas organizaciones, dicha declaración supone un “triple cuestionamiento”:

·         Del respeto debido a los funcionarios públicos en su conjunto, de sus carreras, de su atractivo, del reconocimiento de sus cualificaciones y de su compromiso en el ejercicio diario de sus misiones dedicadas al interés general;  

·         Del poder adquisitivo de los funcionarios públicos, y la nueva reducción salarial que confirmaría lo que los funcionarios públicos constatan diariamente en sus condiciones de vida; y

·         Del propio diálogo social y del respeto por la palabra del Estado, pues las medidas del PPCR son el resultado de un largo proceso de consultas y de negociaciones.  

Asimismo, consideran que "ampliar el calendario de aplicación de las medidas del PPCR, que ya se ha escalonado durante mucho tiempo en términos de reevaluación de las carreras en la función pública, supondría enviar una señal muy negativa" al personal de los servicios públicos y a sus representantes, "aún más sabiendo que estos llevan mucho tiempo esperando dichas medidas".

Por consiguiente, instan al primer ministro a no dar seguimiento al anuncio realizado por el ministro de de Acción y Cuentas Públicas.

Una cuestión de reconocimiento y respeto hacia los funcionarios públicos

La UNSA Fonction Publique insistió especialmente en el hecho de que, "al estar preocupados, los funcionarios públicos se están cuestionando sobre la lógica de acción del Gobierno. Si bien el pueblo de Francia constata cada día el compromiso, la implicación y la eficacia de los funcionarios públicos, sobre todo en lo que respecta a la protección de las personas, los funcionarios parecen ser objeto de los recortes presupuestarios anunciados por el  Gobierno".

Para la UNSA, el reconocimiento y el respeto de los funcionarios públicos pasa por que los empleadores del sector público implementen todos los acuerdos celebrados, incluido el Protocolo del PPCR. Además, la organización señaló que dicho acuerdo ha permitido poner fin a la reducción de la remuneración y del poder adquisitivo que se vivió entre 2010 y 2015, por lo que es preciso continuar con la implementación del PPCR y respetar su calendario de aplicación.