Burkina Faso: 69º país que aprueba la Declaración sobre Escuelas Seguras

La Internacional de la Educación acoge con satisfacción la decisión tomada por Burkina Faso de ratificar la Declaración sobre Escuelas Seguras, comprometiéndose así a proteger a estudiantes, docentes, escuelas y universidades en épocas de conflictos violentos.

El Gobierno de Burkina Faso ha sido el último país en aprobar el compromiso político internacional conocido como Declaración sobre Escuelas Seguras. La felicitación fue emitida por la Coalición Global para Proteger la Educación de Ataques (GCPEA, por sus siglas en inglés), una coalición interinstitucional formada en 2010 con el propósito de abordar el problema de los ataques dirigidos contra la educación en épocas de conflicto armado.

Al ratificar la Declaración, el Gobierno de Burkina Faso se ha sumado a otros 18 Estados miembros de la Unión Africana. El Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana ha instado en repetidas ocasiones a sus miembros a que respalden y apliquen la Declaración sobre Escuelas Seguras, la última vez en junio de este año.

Apoyo internacional

La Declaración sobre Escuelas Seguras recoge una serie de compromisos que representan medidas específicas que los Gobiernos pueden adoptar a fin de proteger la educación en tiempos de guerra. Un aspecto fundamental para la aplicación de la Declaración sobre Escuelas Seguras es el compromiso de integrar las Directrices para prevenir el uso militar de escuelas y universidades durante conflictos armados en los marcos normativos y operativos nacionales pertinentes.

Las fuerzas armadas y los grupos armados delas zonas de conflicto suelen utilizar regularmente las escuelas y las universidades para fines militares, como bases, cuarteles, puestos de tiro, arsenales y centros de detención, lo que convierte a las escuelas y a las universidades en el blanco de los ataques, pone a los estudiantes y a los docentes en peligro, y priva a los niños del acceso a la educación.

La investigación llevada a cabo por la GCPEA ha puesto de manifiesto que las fuerzas armadas y los grupos armados han utilizado las escuelas y las universidades para fines militares en al menos 29 países que sufren conflictos armados y situaciones de inseguridad en todo el mundo desde 2013. Por otra parte, la investigación revela que en ese mismo período también tuvieron lugar varios ataques dirigidos contra escuelas en al menos 27 países en situaciones de conflicto armado e inseguridad.

Antecedentes

La Declaración fue elaborada llevando a cabo consultas con los diferentes Estados en un proceso dirigido por Noruega y Argentina en Ginebra, Suiza, y se abrió para su ratificación en la Conferencia sobre Escuelas Seguras celebrada en Oslo en el año 2015. La Segunda Conferencia Internacional sobre Escuelas Seguras tuvo lugar en Buenos Aires, en marzo de 2017.