La cooperación al desarrollo es cuestión de igualdad y solidaridad

Durante la reunión de la Red de Cooperación al Desarrollo se invitó a las afiliadas de la Internacional de la Educación a reflexionar sobre la sostenibilidad y la eficacia de su trabajo.

La solidaridad es un valor basado en un sentimiento de igualdad y apoyo mutuo. Ese fue el mensaje transmitido por Haldis Holst, Secretaria General Adjunta de la Internacional de la Educación (IE) a los participantes durante el segundo día de la reunión de la Red de Cooperación al Desarrollo que tuvo lugar en Bruselas, Bélgica.

Holst subrayó la importancia y los retos implícitos en este enfoque, particularmente en cuanto al desarrollo de una sensibilidad cultural hacia otros asociados. La empatía cultural desemboca en mayor eficacia en la cooperación al desarrollo, dijo, y refuerza el peso colectivo y el impacto de la labor sindical.

Docentes y educadores con su experiencia pueden aportar una importante contribución al trabajo en la cooperación al desarrollo, indicó Holst, particularmente en relación con temas controvertidos y trabajando de manera colaborativa.

Cooperación sur-sur

Nicolás Richards, coordinador principal en la IE, lanzó el debate sobre la cooperación sur-sur. Fatima Silva, de la Confederação Nacional dos Trabalhadores em Educação(CNTE) de Brasil, y David Mawela, del South African Democratic Teachers' Union (SADTU) de Sudáfrica, destacaron la importancia del enfoque sur-sur, frente a la cooperación norte-sur. Ambos subrayaron sus efectos beneficiosos para los sindicatos, que salen más empoderados, fuertes e independientes. Mawela citó como ejemplo su propio sindicato, donde la membresía aumentó pasando de 3.000 a 260.000 afiliados. SADTU es ahora capaz de ayudar a otros sindicatos en la región a reforzar su membresía y convertirse en actores más relevantes respecto a la política educativa, afirmó.

Financiación y autonomía

Manfred Brinkman, del sindicato alemán de educación y ciencia Gewerkschaft Erziehung und Wissenschaft (GEW), destacó la importancia de dar a las organizaciones del Sur Global independencia y flexibilidad en el desarrollo de sus propios programas, mediante la inversión del 0,7 por ciento de fondos de organizaciones del Norte Global en cooperación al desarrollo, tal como se establece en el documento estratégico de la IE.

Combertty Rodríguez, director de la oficina regional de la IE en América Latina, señaló los desafíos a los que se enfrentan los sindicatos en dicha región, especialmente en lo referente a dos áreas: la duplicación de proyectos desarrollados con ayuda de organizaciones del Norte Global, y el empleo inadecuado de los fondos de desarrollo por parte de las autoridades estatales en el Sur Global. Estos desafíos suponen una motivación adicional para que los sindicatos desarrollen una estrategia conjunta de cooperación al desarrollo, indicó.

Rodríguez subrayó asimismo el problema que representa la creciente comercialización de la educación en la región, que está empujando a algunos gobiernos a reducir la financiación y pasar a depender considerablemente de los proveedores privados, en detrimento de la sociedad.

Amplia variedad de temas

Durante la reunión de la red se organizaron talleres paralelos, que cubrieron diversos temas, desde el trabajo infantil al desarrollo profesional de los docentes en África, proyectos para la inclusión de refugiados en las escuelas, y el trabajo que llevan a cabo los sindicatos para promover la unidad de acción en África.

Además se presentaron y fueron discutidas por los participantes la nueva sección del sitio web de la IE sobre el trabajo de cooperación al desarrollo, así como un boletín de noticias desarrollado recientemente.

Comparte esta página