La IE promueve en la ONPI un acceso asequible a los materiales educativos

La Internacional de la Educación (IE) ha llevado la voz de los educadores y las educadoras a la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) haciendo un enérgico llamamiento para un mayor acceso y excepciones de los derechos de autor en la educación.

Del 13 al 17 de noviembre, la OMPI continuó sus deliberaciones en la 35ª sesión del Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos (SCCR) en Ginebra.

La legislación relativa al derecho de autor no funciona

En un panel sobre Derechos de autor y educación en el entorno digital, los representantes de la IE destacaron las grandes oportunidades que pueden aportar las tecnologías digitales a las instituciones educativas. Estas oportunidades incluyen proporcionar a los/las docentes y al personal de apoyo educativo acceso a recursos educativos abiertos y materiales tales como vídeos o imágenes.

Asimismo, la IE destacó la manera en que la infraestructura tecnológica puede fomentar la colaboración e intercambios dentro de  las instituciones educativas y más allá. Sin embargo, el acceso a materiales tales como vídeos e imágenes a menudo es limitado, ya que la legislación nacional de derechos de autor no establece excepciones en este ámbito que permitan a los/las docentes acceder a estos materiales. Además, la legislación relativa al derecho de autor difiere en todos los países, dificultando el trabajo en la medida en que algunos tienen acceso a ciertos materiales y otros no.

Por ahora, la legislación relativa a los derechos de autor a menudo no funciona eficazmente en el ámbito de la educación, según la IE. Aun cuando cada vez existe un mayor número de mecanismos de vigilancia y aplicación, a menudo es el grupo de presión de los editores el que domina las discusiones a nivel nacional y mundial. La IE hizo hincapié en la importancia de la participación de las partes interesadas de la educación, tales como los docentes y los sindicatos de la educación y otros agentes de la sociedad civil, en el desarrollo de la ley sobre el derecho de autor.

Armonizar los esfuerzos de los organismos de la ONU

En una declaración al Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos, la IE hizo hincapié en la importancia de que todos los organismos de la ONU armonicen sus esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos esfuerzos también incluyen la necesidad de brindar a docentes formados y cualificados un acceso adecuado a “libros, otros materiales didácticos y recursos educativos abiertos”. Demasiados docentes, investigadores y estudiantes carecen de un acceso asequible a los materiales que necesitan para impartir una educación de calidad.

La IE considera que la OMPI, en su calidad de organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas, desempeña un papel importante en la consecución del ODS 4 en particular. Puede hacerlo a través del trabajo de este comité en pos de un instrumento jurídico internacional adecuado sobre las excepciones y limitaciones para fines educativos que equilibre los derechos de los usuarios y de los creadores respecto al uso de materiales para fines no comerciales, educativos y de investigación. Esta es la demanda de numerosos gobiernos de los países en desarrollo, donde las instituciones educativas disponen de un acceso limitado a los materiales. Paradójicamente, a nivel internacional, son precisamente los países de la Unión Europea y otros Estados que aplican excepciones obligatorias los que se oponen a esta demanda de los países en desarrollo de elaborar normas mínimas a escala mundial .

La voz de la profesión debe ser escuchada

La participación de las partes interesadas de la educación, tales como los docentes y los sindicatos de la educación, los estudiantes, los investigadores y otros agentes de la sociedad civil es de esencial importancia. Un proceso inclusivo y transparente no solamente contribuirá al desarrollo de un marco internacional más adecuado para la educación, sino que también creará un sentimiento de apropiación e incrementará las posibilidades de aplicarla satisfactoriamente a nivel nacional.

Regímenes restrictivos del derecho de autor

El profesor Daniel Seng llevó a cabo el estudiofinanciado por la OMPI sobre las limitaciones y excepciones para el derecho de autor para la educación. Es un estudio transfronterizo que compara la legislación relativa al derecho de autor en todos los Estados miembros de la OMPI. El estudio mostró que muchos marcos jurídicos no son aptos para la era digital, precisamente los docentes, investigadores y estudiantes utilizan un número cada vez mayor de materiales digitales y trabajan en colaboración a través de las fronteras .

Entre otros aspectos, su investigación mostró que el 60% de los Estados miembros de la OMPI no ofrecen flexibilidad para eludir las medidas de protección tecnológica (TPM) y de la información sobre la gestión de derechos (RMI). Es preocupante teniendo en cuenta que un reciente estudio de la Comisión de la UEmuestra que este es el mayor obstáculo para los usuarios de obras digitales en la educación. Otro ejemplo del estudio es que la mayoría de los Estados de la OMPI no permite la adaptación de obras literarias dramáticas con el fin de representar una obra de teatro en centros escolares.

Se precisa movilización

Pese a la creciente sensibilización respecto a la necesidad de actuar, el Comité Permanente de Derecho de Autor y Derechos Conexos no pudo acordar un proyecto de plan de acción para avanzar en la agenda educativa con los países industrializados que se oponen a un programa normativo para la educación. El nuevo proyecto de plan de acción será discutido el año próximo y la IE ha destacado la importancia de trabajar colectivamente a fin de ejercer presión sobre los respectivos gobiernos para que adopten un plan de acción. El nuevo plan de acción debe ser transparente e inclusivo y dar lugar a un acceso más amplio a materiales asequibles y a levantar menos barreras para la colaboración transfronteriza en el ámbito de la educación.