Sindicalistas de la educación alzan su voz contra la violencia y el acoso sexual

La tercera Conferencia Mundial de la Mujer de la IE concluyó con emotivas contribuciones por parte de las panelistas durante la última plenaria, centrada en la campaña #MeToo en las redes sociales.

#MeToo: Voces del movimiento de la educación

La última jornada de la 3ª Conferencia Mundial de la Mujer de la Internacional de la Educación (IE), celebrada del 5 al 7 de febrero en Marrakech, Marruecos, dio comienzo con una mesa redonda en torno a la campaña #MeToo en las redes sociales. #MeToo fue lanzada en 2006 por la activista afroamericana defensora de los derechos de la mujer Tarana Burke, como una plataforma donde las mujeres pudieran hacer públicas sus experiencias en relación con la violencia sexual o cualquier otro tipo de violencia de género. La campaña se hizo viral en octubre de 2017, cuando la actriz de Hollywood Alyssa Milano alentó a las mujeres a utilizar dicho hashtag para demostrar la amplia prevalencia de las experiencias de mujeres respecto a abusos sexuales y acoso en todo el mundo.

Esto tendría lugar tras las revelaciones de violaciones, acoso y abusos sexuales perpetrados por hombres poderosos en la industria del entretenimiento de los Estados Unidos. Durante el otoño de 2017, conforme distintas actrices de Hollywood empezaron a formular acusaciones contra diversos actores, directores de cine y productores, mujeres empleadas en otras industrias comenzaron también a hacer públicas sus propias experiencias de abusos sexuales y conducta indebida en el lugar de trabajo, desencadenándose numerosas revelaciones por parte de mujeres que trabajan en otras industrias y sectores tanto dentro como fuera de EE.UU. En cuestión de semanas, #MeToo se convertiría en una campaña viral global en las redes sociales, donde mujeres del mundo entero empezaron a manifestarse, rompiendo su silencio en relación con la violencia de género en el lugar de trabajo.

El debate durante la plenaria de la última jornada de la 3ª Conferencia Mundial de la Mujer de la IE resultó profundamente emotivo, aportando el testimonio de dos de las panelistas respecto a sus propias experiencias personales de violencia sexual.

Las panelistas, de organizaciones miembros de la IE en Belize, Botswana, Bulgaria, Filipinas y Suecia, abordaron asimismo el grado de influencia que tuvo la campaña #MeToo en sus respectivos países, y destacaron las medidas, relacionadas o no con dicha campaña, adoptadas por sus sindicatos para hacer frente a la violencia de género en el lugar de trabajo.

Liderazgo de las mujeres y prioridades clave de la IE

La última serie de sesiones paralelas abordaría el liderazgo de mujeres en relación con la campaña mundial de la IE contra la privatización y comercialización de y en la educación; la iniciativa conjunta IE/ONU para la Educación de las Niñas (UNGEI) para abordar la violencia de género en la escuela; y la renovación sindical. Además, formadoras de la Association Démocratique des Femmes du Maroc (ADFM) condujeron una sesión para introducir el respetado manual de formación para mujeres Liderazgo para la toma de decisiones, desarrollado por la Asociación de Mujeres por el Aprendizaje de sus Derechos, el Desarrollo, y la Paz.

Cuatro resultados clave

En sus comentarios finales, la presidenta de la IE, Susan Hopgood, instó a las participantes a tener en cuenta cuatro cuestiones al abandonar Marrakech: en primer lugar, tomar conciencia de lo que están haciendo, al ejercer el liderazgo a cualquier nivel. Las participantes han de adoptar una decisión consciente para liderar con vistas a promover la igualdad de género en sus sindicatos y en la educación.

En segundo lugar, Hopgood pidió a las participantes que actuasen como tutoras de alguien y también a encontrar una tutora para ellas mismas. Las tutorías “constituyen un aspecto crítico para garantizar que las mujeres no sólo lleguen a ocupar puestos de liderazgos, sino que además permanezcan en ellos, cuenten con el apoyo adecuado, y que la reserva de futuras mujeres líderes se mantenga en todo momento”, indicó.

En tercer lugar, Hopgood pidió a las participantes que sean activistas y convenzan a otras a serlo igualmente.

Por último, destacó la necesidad de centrarse en asegurar un equilibrio entre el trabajo y otras áreas de la vida. “Trabajando hasta la extenuación, no se estará en condiciones de conseguir cambio alguno”, advirtió. “El trabajo que realizamos es muy intenso: requiere concentración, compromiso y disposición para trabajar duro, muy duro”. Resulta, por tanto, importante predicar con el ejemplo y realizar esfuerzos concertados para conciliar el trabajo con otros aspectos de la vida personal, subrayó Hopgood.

Podrán encontrar más información sobre la conferencia aquí.

Ver la plenaria en stream en YouTube:

El nuevo episodio EI@25 de podcast sobre liderazgo de mujeres, en el pasado y en la actualidad:

 

Comparte esta página