México: El Congreso del SNTE elige líderes y confirma su unidad en estos momentos convulsos

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en un congreso extraordinario, modificó sus estatutos para incluir una provisión que establece que el 50 % de sus líderes sean mujeres. Eligieron a sus dirigentes y reforzaron su compromiso para alcanzar mejores condiciones laborales y vitales para los/as docentes y una educación pública de calidad.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en un congreso extraordinario, modificó sus estatutos para incluir una provisión que establece que el 50 % de sus líderes sean mujeres. Eligieron a sus dirigentes y reforzaron su compromiso para alcanzar mejores condiciones laborales y vitales para los/as docentes y una educación pública de calidad.

Febrero de 2018 fue un mes señalado por  el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ya que en su VIIº Congreso Nacional Extraordinario, celebrado del 12 al 14 de febrero, se aprobó una reforma de sus estatutos y se eligieron sus nuevos líderes nacionales para el periodo de 2018-2024. Además, 3.700 delegados y delegadas del SNTE de todo el país participaron en el congreso.
 

Decisiones significativas

Durante el congreso, el SNTE modificó sus estatutos para convertirse en el primer sindicato de América Latina que garantiza que las mujeres ocupen el 50 por ciento de los puestos directivos.

En cumplimiento de lo dispuesto por el congreso nacional, celebraron su primera reunión los órganos de gobierno nacionales del sindicato. En ella, esbozaron el plan de trabajo del sindicato para 2018-2024 y establecieron como prioridad el desarrollo profesional y las condiciones laborales de los sindicatos miembros, así como la defensa de la educación pública.

Los líderes del SNTE también se comprometieron a seguir luchando por el reconocimiento de los derechos y beneficios de los/as trabajadores/as del sector educativo, según se expresó en la lista nacional de peticiones del sindicato para 2018.

Además, acordaron mantener la presión sobre el gobierno federal para frenar la pauperización de la profesión docente. Llevarán a cabo acciones decisivas, no solo para garantizar la seguridad laboral de los/as trabajadores/as del sector educativo y mejorar su calidad de vida sino también para reforzar el sistema educativo nacional.

La profesionalización docente «Hay un lugar [en el SNTE] para todos/as los/as que quieren construir un sindicato mejor», afirmó Juan Díaz de la Torre, último Presidente electo del sindicato. Pidió una transformación del sindicato «de abajo hacia arriba», y mencionó la profesionalización como el problema más importante.

«Los y las docentes están a favor de  políticas públicas que deriven en un fortalecimiento de los centros y la educación públicos, así como de los recursos para la formación profesional»,señaló Díaz de la Torre. No obstante, están en contra de «quienes intentan enfrentarse a la unidad de la profesión o arrebatarnos lo que hemos conquistado».

«Tenemos que permanecer unidos, seguir luchando en el ámbito nacional para que haya un sindicato nacional de trabajadores del sector educativo que sea sólido, fuerte, activo y en lucha, y del que nos sintamos orgullosos. Nuestra postura es la unidad para el reconocimiento, la prevalencia y la fortaleza de nuestra organización: por una educación que esté al servicio de las personas».

El Secretario General emérito de la IE, Fred van Leeuwen, felicitó al presidente del SNTE e indicó que «el resultado es una señal clara de la confianza de la que disfruta en el seno de la profesión docente de México, que reconoce su liderazgo y trabajo decidido con el objetivo de que el SNTE sea un sindicato aún más efectivo en la defensa de nuestra profesión y en la lucha por una educación pública de calidad».

Además, felicitó al SNTE «por el éxito de este gran ejercicio democrático; reiteramos nuestra voluntad de seguir reforzando los vínculos que nos unen, trabajando juntos por un movimiento sindical más fuerte».

 

Comparte esta página