República Centroafricana: El conflicto no es el único problema al que hacen frente los/las docentes

A pesar del conflicto en la República Centroafricana, los/las docentes luchan para garantizar el funcionamiento del sistema educativo y el respeto de los derechos sindicales.

A pesar del conflicto en curso, el sistema escolar de la República Centroafricana continúa funcionando, en general. Sin embargo, según el Secretario General del Syndicat National des Enseignants Autonomes de Centrafrique (SYNEAC), Etienne Paulin Songoli, se ve socavado por problemas específicos del país.

Inseguridad regional

Según Songoli, el problema principal es la inseguridad persistente en las regiones víctimas del conflicto. Esto hace que los/las docentes que están destinados en las regiones con problemas se queden en la capital, Bangui, porque temen por sus vidas. Como consecuencia, no se organizan en estas regiones los exámenes, en particular los de bachillerato y el brevet (certificado del primer ciclo de educación secundaria). El examen de bachillerato se organizó, con retraso, en Bangui, para los/las estudiantes que habían huido de sus regiones y se encontraban en la capital.

Escasez de docentes

Otro problema grave en el sistema educativo es la escasez importante de docentes, especialmente en el nivel de las escuelas primarias. Esto repercute directamente en la ratio docente-estudiante, ya que, en ocasiones, hay hasta 250 alumnos/as por clase. Además, según el SG de SYNEAC, las autoridades han intentado sustituir a los/las docentes con experiencia salientes por docentes “que han recibido una formación de reducida, normalmente de seis meses,  docentes con contratos individuales, la mayoría de los/as cuales carecen de formación de magisterio”.

Pagos atrasados

Aunque ahora los salarios de los/las docentes se pagan regularmente, siguen quedando pagos atrasados. Según un acuerdo firmado entre los sindicatos, el Ministerio de Educación y el Banco Mundial en septiembre de 2017, se adoptaron medidas para recuperar los 33 meses de pagos atrasados acumulados durante los regímenes anteriores de los presidentes Kolingba y Patasse. El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial se comprometieron a pagar estos atrasos a partir de enero de 2018. Sin embargo, estas sumas, que ascienden aproximadamente a 70.000 millones de francos CFA (107 millones de euros) todavía no se han pagado.

Formación

Songoli también ha explicado que, aunque existe un problema de escasez de formación sindical para docentes, la demanda de formación es significativa sobre todo para el desarrollo de capacidades para hablar en reuniones y en público.

El SYNEAC también ha organizado reuniones para animar a los/las docentes a pagar sus cuotas. Songoli también señaló que, aunque un grupo de sindicatos se reúne periódicamente con el Gobierno para mantener conversaciones, los asuntos tratados no están relacionados directamente con la educación, y el SYNEAC no forma parte de este grupo.

Con respecto a la formación docente, Songoli destacó el hecho de que solo hay un instituto de formación de docentes en Bambari. Dijo que el instituto tiene problemas para que se gradúen 100 docentes al año; sin embargo, no tienen un empleo garantizado debido a los problemas presupuestarios. Y eso a pesar de que el país necesita más de 5.000 docentes de enseñanza primaria. Por desgracia, el número de niños/as en edad escolar supera el número de niños/as que van a la escuela porque la situación financiera no permite al Gobierno solucionar el problema. Esta situación favorece la proliferación de escuelas privadas, lo que facilita la entrada del sector privado en la gestión de las escuelas y la mercantilización de la educación.

Privatización

Según Songoli, el hecho de que el Estado no pudiera organizar la construcción de todas las escuelas que se necesitan, ni formar a un número suficiente de docentes, abrió un “mercado” para las escuelas privadas. Esta tendencia hacia la privatización se refleja en el propio Ministerio de Educación, que cuenta con un director para escuelas privadas. Según Songoli, el sector privado está educando a los/las alumnos/as, ya que el sector público no puede hacerlo, pero la calidad de la enseñanza en las escuelas privadas es un problema. Se organizará una jornada de debate sindical sobre la privatización de la educación.

Comparte esta página