Reino Unido: el 74º Estado en ratificar la Declaración sobre Escuelas Seguras

La Internacional de la Educación acoge con beneplácito la decisión del Reino Unido de ratificar la Declaración sobre Escuelas Seguras, comprometiéndose a proteger al alumnado, al cuerpo docente, a las escuelas y las universidades en caso de conflicto violento.

El 19 de abril, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido (RU), Boris Johnson, anunció que su Gobierno refrendaba la Declaración sobre Escuelas Seguras, de la  GCPEA (Coalición Internacional para Proteger la Educación de Ataques). Johnson hizo el anuncio en la reunión de Jefes de Gobierno de la Commonwealth, en Londres.

El Reino Unido es el país más reciente en ratificar la Declaración, uniéndose así a las dos terceras partes del Consejo de Europa y las tres cuartas partes de los miembros de la Unión Europea al comprometerse a proteger la educación en los conflictos armados. Al respaldar la Declaración, los Estados acuerdan tomar medidas específicas para reducir el riesgo de ataques a la educación, incluyendo el uso de las Directrices para prevenir el uso militar de escuelas y universidades durante conflictos armados como herramienta práctica para orientar su comportamiento durante las operaciones militares.

Uso militar

El uso militar de las instituciones educativas altera la educación y también puede convertir a las escuelas en objetivos de ataque de las fuerzas opositoras. Puede poner a los/las estudiantes en peligro de muerte, causar lesiones graves, reclutamiento de niños, explotación sexual y daño psicológico. Las niñas y las mujeres pueden verse afectadas de manera desproporcionada: durante 2013-2017, las niñas y las mujeres fueron blanco de los ataques a la educación debido a su género, incluso mediante la violencia sexual, en por lo menos 18 países de todo el mundo.

El Reino Unido ya ha introducido algunos cambios positivos en su doctrina militar en los últimos años. Por ejemplo, en 2016, el Ministerio de Defensa publicó una nota doctrinal sobre Seguridad Humana, que recuerda la Resolución núm. 1998 del Consejo de Seguridad de la ONU “declara las escuelas [...] fuera de los límites para los grupos armados y las actividades militares” y que “las escuelas y otros establecimientos educativos deben poder continuar sus actividades normales”.

Llamado de clarín

La GCPEA se mostró satisfecha con este cambio por parte del Reino Unido. "El respaldo del Reino Unido a la Declaración sobre Escuelas Seguras duplica el número de países que la han ratificado en menos de tres años”, señaló Diya Nijhowne, Directora de GCPEA. “Con el Reino Unido se incluye la adhesión de 14 países de la Commonwealth a la Declaración: este impulso debería ser un llamado de clarín para que los miembros restantes de la Commonwealth se unan en estos esfuerzos cruciales para proteger a los alumnos/as y educadores/as que viven en zonas de conflicto”.

Nijhowne también hizo hincapié en que “en tanto que segundo miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, y séptimo miembro actual en general, al ratificar la Declaración sobre Escuelas Seguras, el Reino Unido puede desempeñar un papel importante para alentar a otros países a ratificarla”.

NEU: "Paso en la dirección correcta"

Mostrando su satisfacción con este anuncio, el Secretario General Adjunto del sindicato nacional de la educación, National Education Union (NEU), Kevin Courtney, indicó que el sindicato está "contento de que el Gobierno del Reino Unido se haya comprometido a firmar la Declaración sobre Escuelas Seguras. Representa un paso en la dirección correcta”.

El NEU supervisará la manera en que el Gobierno del Reino Unido pondrá en práctica esta promesa, advirtió.

NASUWT: Oportunidad para persuadir a otros gobiernos

“La asociación nacional de sindicatos de profesoras, National Association of Schoolmasters Union of Women Teachers (NASUWT), celebra el tardío respaldo del Gobierno del Reino Unido a la Declaración sobre Escuelas Seguras", aseguró su Secretaria General, Chris Keates.

“La educación es un derecho humano fundamental, pero tanto a nivel nacional como en el extranjero, el derecho a la educación a menudo es socavado o negado debido a la violencia, la intimidación y el abuso de los niños, los jóvenes y sus docentes", añadió.

Todas las escuelas deben ser lugares seguros y es positivo que todos los gobiernos tomen en serio su responsabilidad de garantizar que las escuelas sean lugares seguros y protegidos, destacó Keates. El “Gobierno del Reino Unido tiene una oportunidad importante de utilizar sus programas internacionales para persuadir a otros gobiernos de poner fin a la militarización de las escuelas y garantizar que todos los niños/as y jóvenes disfruten de una infancia segura y feliz dentro y fuera de la escuela”.

Contexto

La Declaración sobre Escuelas Seguras es un compromiso político originalmente encabezado por Argentina y Noruega. Su ratificación se abrió por primera vez en la Conferencia de Oslo sobre Escuelas Seguras en mayo de 2015.

El próximo informe de referencia de GCPEA, Ataques a la educación 2018, que se publicará el 10 de mayo, documenta un patrón de los ataques que se produjeron en 28 países de todo el mundo entre 2013-2017, incluidos seis países miembros de la Commonwealth: Bangladesh, Camerún, India, Kenia, Nigeria y Pakistán. Todos, menos Bangladesh, están también entre los 29 países en los que se ha señalado el uso militar de instalaciones educativas por parte de grupos armados durante el mismo período.

Comparte esta página