• Página principal
  • News
  • La Internacional de la Educación denuncia el abuso de niños migrantes por parte del gobierno de Estados Unidos

La Internacional de la Educación denuncia el abuso de niños migrantes por parte del gobierno de Estados Unidos

La Internacional de la Educación condena enérgicamente la separación forzada y sistemática de niños (as) de sus familias, el encarcelamiento de infantes y menores y la violación de los derechos humanos básicos por parte del gobierno de Estados Unidos contra miles de migrantes que buscan refugio en su país.

Informes de organizaciones de derechos humanos, entidades de juristas, reporteros de investigación y la Asociación Estadounidense de Pediatría detallan cómo el gobierno de los Estados Unidos, bajo la dirección de la administración Trump, está violando los derechos humanos de menores y cometiendo abuso infantil de forma sistemática.

Las historias son desgarradoras: un bebé de 18 meses tomado de su madre después de cruzar la frontera con EE.UU. en busca de asilo, una niña de seis años pidiendo a los agentes que llamen al único número de teléfono que ha memorizado, un bebé violentamente arrebatado de su madre cuando lo amamantaba, un padre detenido que se suicidó luego de ser separado de su hijo de 3 años.

Miedo y terror para las familias migrantes

"Como educador, como padre, como ser humano, estoy indignado y horrorizado por la cruel, despiadada y sádica forma en que miles de familias son tratadas por las autoridades de inmigración de los EE. UU.", dijo David Edwards, Secretario General de Educación Internacional.

"Separar por la fuerza a los niños de sus padres, encarcelar a menores en cárceles para adultos y abusar de niños y niñas mientras están bajo custodia, va en contra de nuestros valores como educadores. Somos una profesión dedicada al bienestar social, emocional, psicológico y educativo de los niños. Estas terribles condiciones no sólo causan un trauma inmediato, sino que también afectarán a estos niños durante años a venir", agregó.

"Esta política está claramente diseñada para causar miedo y terror en las familias migrantes que buscan refugio. Muchos de ellos huyen por sus vidas y ya han sufrido violencia y trauma directos. Exigimos que el gobierno de Estados Unidos detenga de inmediato la separación de familias migrantes, reúna a los miles de niños tomados de sus padres y madres y que implemente políticas que respeten los derechos humanos".

La EI respalda a sus afiliados en los Estados Unidos que han denunciado estas condiciones y se están organizando con sus miembros para exigir el final inmediato de estas políticas.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de México también emitió un comunicado reprobando las acciones del gobierno de los Estados Unidos contra migrantes, “ya que lesionan la integridad física y emocional de los niños, esos pequeños que, en lugar de estar en jaulas de manera inhumana, deberían estar en aulas, sin importar su nacionalidad”.

“La educación es la llave más efectiva para abrir la puerta de valores como el respeto, la solidaridad y la democracia, que conllevan al desarrollo de una nación”, recalcó la misiva agregando que “todos los gobiernos y la comunidad internacional son corresponsables en asegurar el derecho a la educación para todos los niños, niñas y jóvenes migrantes, sin distinción alguna por su país de procedencia”.

Acción conjunta con afiliadas de EE. UU y el SNTE

El Secretario General de la IE viajará a la frontera con México como parte de una delegación para abogar por la suspensión de estas políticas inhumanas. El SNTE y un grupo de docentes mexicanos serán parte de esta acción. La delegación también traerá libros a los niños encarcelados y apoyará la demanda de los miembros del sindicato de educación local para que tengan acceso a los niños a fin de garantizar que se cumpla su derecho a una educación.

La IE se ha unido a la Federación Estadounidense de Maestros (AFT) y a la Asociación Nacional de Educación (NEA) para presentar una queja ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en nombre de estos niños, niñas y sus familias.

"Creemos que esta indiferencia descuidada hacia los niños y el trauma severo que causa viola la Convención de la ONU contra la Tortura, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados y los principios y directrices recomendados por la ONU sobre los derechos humanos en fronteras internacionales", declara la carta firmada por la Internacional de la Educación, la Federación Estadounidense de Maestros, la Asociación Nacional de Educación y más de otras 25 organizaciones de derechos civiles.

"Estamos presentando esta queja ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en un pedido de justicia para los niños y familias sometidos a tortura y violaciones graves de los derechos humanos. Esta política separa intencionalmente a los niños y niñas de sus padres que buscan asilo y protección de la guerra civil, la intolerancia y la convulsión social", agrega la carta.

Lucha constante

La Internacional de la Educación también hace un llamado a sus afiliadas en todo el mundo para que expresen su indignación y condena de estas violaciones a los derechos humanos y el maltrato sistemático de estos niños y niñas.

Como la voz de los maestros y maestras y personal de apoyo educativo en todo el mundo,  la IE ha estado presente abogando por los derechos de los niños y niñas y de los migrantes en todo el planeta desde Australia, Israel, Marruecos y Yemen. En Europa la IE ha sido clave en exigir que los migrantes sean tratados con dignidad y respeto y ha trabajado para asegurar que todos los niños y niñas sean bienvenidos en las escuelas de la región.