• Página principal
  • News
  • La IE insta a la OIT y a los Gobiernos a mejorar las condiciones laborales en la educación superior

La IE insta a la OIT y a los Gobiernos a mejorar las condiciones laborales en la educación superior

La necesidad de mejorar los términos y las condiciones laborales en la educación superior y en concreto de restringir el alarmante aumento de empleos precarios en este sector constituyó el tema central de los debates del Foro de diálogo mundial de la Organización Internacional del Trabajo sobre los términos y las condiciones del empleo del personal de la enseñanza superior.

Por parte de los trabajadores, la Internacional de la Educación (IE) estuvo representada en el Foro por una sólida delegación liderada por el director ejecutivo de la Canadian Association of University Teachers (CAUT), David Robinson. Por parte de los empresarios, únicamente asistieron empresarios de instituciones de enseñanza superior privadas. Los Gobiernos fueron encabezados conjuntamente por representantes de Kenia y de los Países Bajos.

El Foro de diálogo mundial, que se celebró del 18 al 20 de septiembre en Ginebra, Suiza, examinó los términos y las condiciones de empleo, los derechos profesionales y los mecanismos de diálogo social, incluida la negociación colectiva y la gobernanza colegiada en el sector de la educación superior, y basó su investigación en los temas destacados por el documento sobre los términos y las condiciones de empleo en la enseñanzasuperiorpublicado por la Secretaría de la OIT. Dicho documento ofrece una visión general de las tendencias existentes en la educación superior y su repercusión en las condiciones laborales del sector.

En el documento se analizaron diversos factores y tendencias, sobre todo el aumento en muchas partes del mundo de los contratos de trabajo precarios y de duración determinada, que provoca tensión y presiones sobre el personal de educación superior. Contrariamente a lo estipulado en las disposiciones establecidas en la Recomendación de la UNESCO de 1997 sobre el estatus del personal docente de laenseñanza superior, muchos de estos contratos ofrecen sueldos extremadamente bajos, escasos o nulos beneficios y ninguna seguridad en el empleo.

“Sin seguridad laboral, no puede haber protección formal para la libertad académica", esgrimió David Robinson en su discurso de apertura en el Foro de diálogo mundial. El objetivo principal del foro consistía en acordar puntos de consenso, a fin de contribuir a mejorar las condiciones laborales del personal en el sector de la enseñanza superior.

La Internacional de la Educación defendió fervientemente la inclusión de recomendaciones firmes que orienten futuras medidas concretas por parte de la OIT y los Estados miembros destinadas a abordar los desafíos a los que se enfrentan los docentes, los investigadores y el personal de apoyo educativo en la educación superior. La delegación de la Internacional de la Educación solicitó, en particular, que se convocara una reunión complementaria de expertos con el fin de poner en marcha un instrumento de la OIT que combatiera el trabajo precario y los desafíos específicos a los que se enfrenta el personal académico. El instrumento propuesto complementaría la Recomendación de la UNESCO de 1997 mencionada anteriormente, pero los representantes de los empresarios privados se opusieron a esta sugerencia en el foro, lo cual no resulta sorprendente dada la precariedad de las condiciones de empleo en algunas instituciones.

No obstante, los puntos de consenso definitivos acordados en la reunión requieren que la oficina de la OIT, en colaboración con la UNESCO, promueva activamente la Recomendación de la UNESCO de 1997 y fortalezca la capacidad del Comité Mixto OIT/UNESCO de Expertos sobre la aplicación de las Recomendaciones relativas al personal docente (CEART, por sus siglas en inglés). Por otro lado, la oficina de la OIT debería llevar a cabo y divulgar nuevas investigaciones sobre los términos y las condiciones de empleo en la enseñanza superior, analizar obstáculos y buenas prácticas a la hora de alcanzar la igualdad de género en la educación superior, así como las políticas y prácticas acerca del uso de empleo contingente de duración determinada en la educación superior, reconociendo la necesidad tanto de flexibilidad como de trabajo decente. Esta investigación tiene por objeto documentar posibles futuras acciones, que podrían incluir la celebración de una reunión tripartita.