Mozambique: apoyo internacional para la creación de un nuevo sindicato

En Mozambique se está consiguiendo un avance significativo en la creación de un nuevo sindicato educativo con la ayuda y el apoyo de la Internacional de la Educación y sus afiliadas.

ONP inició en 2014 el proceso para dejar de ser asociación profesional y convertirse en sindicato. En este proceso de transformación ha recibido el apoyo de la Internacional de la Educación (IE) y afiliadas de Sudáfrica, Brasil, Portugal, Noruega, Suecia y Canadá. Además, ha contado con asistencia más específica del Fondo de Solidaridad de la IE para aspectos como logística, coordinación y una estructura democrática para convertirse en sindicato en junio de 2019.

Diálogo

En una misión de planificación reciente de dos días de duración a Maputo, delegados del SADTU (Sindicato de Docentes Democrático de Sudáfrica), la oficina regional de la IE en África y el departamento de solidaridad y cooperación de la IE con sede en Bruselas se reunieron con delegados y representantes de ONP para debatir sobre el avance conseguido hasta la fecha y las futuras acciones. La visita también incluyó reuniones con docentes para trazar un plan de comunicación entre los dirigentes de ONP y los trabajadores y delegados sobre el terreno. Una reunión entre el Ministerio de Educación, representado por el viceministro Armindo Ngunga, el Presidente de ONP Rosario Quive y el Secretario General de ONP Francisco Nogueira marcó el inicio de un diálogo que se prolongará con la aparición del futuro Sindicato de Docentes y Personal Educativo.

El proceso con el que ONP pasará de ser una asociación profesional a un sindicato implicará motivar a los docentes para que participen en política sindical, reunir a suficientes delegados, informarles sobre el procedimiento constitucional y garantizar que los fundamentos del nuevo sindicato cumplan con los más altos estándares en cuanto a democracia, transparencia e independencia.

Estatus de la profesión

Según Nicolás Richards, coordinador sénior de Solidaridad y Desarrollo en la IE, este movimiento también sentará precedente para el esfuerzo de consolidación y renovación sindical del continente, sobre todo en países lusoparlantes como Angola, Cabo Verde, Santo Tomé y Guinea Bissau. En Mozambique, un nuevo sindicato educativo garantizará una postura mejorada, democrática y más representativa para los docentes en el ámbito de la negociación colectiva con el gobierno, lo que supondrá un mejor estatus para la profesión docente.