• Página principal
  • News
  • Kenia: Las muertes de varios docentes aumentan la preocupación por el sistema de traslado a zonas de conflicto

Kenia: Las muertes de varios docentes aumentan la preocupación por el sistema de traslado a zonas de conflicto

El asesinato de dos docentes ha hecho que el sindicato exija al Gobierno que actúe ahora para evitar más muertes de docentes enviados a zonas afectadas por conflictos y por la violencia.

La semana pasada, la región noreste de Mandera en Kenia se conmocionó con el asesinato de dos maestros por militantes del grupo terrorista islamista, Al-Shabaab. Los fallecimientos provocaron que el Kenya National Union of Teachers (KNUT) solicitara al Gobierno que aumentara la seguridad de los docentes y las comunidades escolares de la región. La zona, situada en la frontera con Somalia y Etiopía, también se enfrenta a frecuentes cierres de escuelas debido a que se han producido asaltos de bandoleros.

"El KNUT ha propuesto, en varias ocasiones, una serie de medidas que contribuirían a reducir la inseguridad en los condados de Mandera, Wajir y Carissa, pero las autoridades no han atendido la petición del sindicato", afirmó Wilson Sossion, secretario general del KNUT. La creciente inseguridad está alterando el proceso de aprendizaje y enseñanza en las zonas afectadas y causando una escasez de docentes que se "resisten a ser trasladados, transferidos o desplegados a la región noreste", manifestó Sossion.

Además, Sossion declaró que el Gobierno de Kenia tiene el deber de garantizar la seguridad de los docentes en la región, adoptando medidas como las recomendadas por la UNESCO que defienden que “los docentes deben ser contratados en las comunidades locales para reducir incidentes de inseguridad, acoso en el lugar de trabajo e intimidación entre otros daños cometidos contra los no locales". Asimismo, el KNUT pone de manifiesto el efecto del terror que se genera con respecto a las salidas profesionales de los docentes y la calidad de la educación. Los docentes están "desmotivados y desmoralizados, lo que a su vez afecta la calidad de la enseñanza", y compromete los logros alcanzados durante un largo período de tiempo, puntualizó

KNUT ha propuesto soluciones que comprenden la contratación de docentes locales y el envío inmediato de no locales ubicados en la región noreste a zonas más seguras. También sostiene que el Gobierno debería proponer medidas y pautas adecuadas destinadas a garantizar la seguridad de los docentes en ejercicio.