• Página principal
  • News
  • Colombia: los sindicatos de la educación reclaman acción gubernamental tras el asesinato de un docente indígena

Colombia: los sindicatos de la educación reclaman acción gubernamental tras el asesinato de un docente indígena

El sindicato FECODE ha denunciado los hechos ante diversas instancias gubernamentales colombianas y demanda acciones para esclarecer los hechos y condenar a los responsables.

El asesinato de José Domingo Ulcué Collazos docente y comunero en el Departamento del Cauca en Colombia a inicios de la semana se suma a una  lista de asesinatos, agresiones  y amenazas contra la población civil, con 173 líderes sociales y 64 docentes asesinados en lo que va de año, 28.57% de estos asesinatos en el Cauca tuvieron indígenas como víctimas.

Según denunció a las autoridades la Asociación de institutores y trabajadores de la educación del Cauca (ASOINCA), vinculada a FECODE, José Domingo Ulcué, indígena Kiwe Thegma, docente de ética y valores y de agropecuaria en el resguardo indígena de Munchique Los Tigres, fue interceptado y asesinado por hombres armados el día 22 de octubre cuando se encontraba en el camino hacia su vivienda. La escuela en la que trabajaba Ulcué, porta el nombre de Benjamin Dindicué, líder indígena asesinado en 1979 en su domicilio delante de su mujer e hijos tras haber recibido numerosas amenazas.

Este nuevo asesinato ha provocado la reacción de FECODE, sindicato de la educación y afiliado a la Internacional de la Educación (IE). En una carta firmada por Nelson J. Alarcón Suárez, presidente de la organización, FECODE demanda una investigación para esclarecer los hechos. En el comunicado de FECODE el sindicato denuncia los hechos en un contexto de violencia e inseguridad con tintes políticos: se refiere a la “ola criminal de amenazas, desplazamiento forzado y asesinatos en contra de  docentes y líderes sociales en todo el territorio nacional”. La organización asimismo demanda que las autoridades adopten medidas para proteger y garantizar el derecho a la vida y el pleno ejercicio de la actividad docente y sindical.

La Internacional de la Educación ha expresado su condena frente al asesinato de Ulcué y se une al llamamiento de FECODE. “El Estado debe garantizar la seguridad, la vida y el libre ejercicio de los derechos de docentes indígenas, líderes de comunidades indígenas y sus familias. Asimismo respetar y acelerar el cumplimiento de los acuerdos de paz y otros compromisos especialmente los relativos a la restitución de tierras el respeto al convenio 169 sobre pueblos indígenas de la OIT”, ha expresado la secretaria general adjunta de la IE Haldis Holst.