• Página principal
  • News
  • Especialistas y responsables políticos unen fuerzas para eliminar los obstáculos a la educación de refugiados y migrantes

Especialistas y responsables políticos unen fuerzas para eliminar los obstáculos a la educación de refugiados y migrantes

La Internacional de la Educación t la UNESCO debatencómo hacer realidad el derecho a la educación de millones de niños y niñas migrantes y refugiados.

La Internacional de la Educación (IE) y el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (GEM) de la UNESCO organizaron a principios de esta semana, en la sede de la UNESCO de París, Francia, un evento para presentar las Perspectivas del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (GEM) de 2019 y el proyecto BRICE: Un foro de diálogo sobre la respuesta de la educación a los desplazamientos. 

BRICE –siglas en inglés de Desarrollar la Resiliencia en las Crisis a través de la Educación– es una iniciativa conjunta de la Internacional de la Educación y Oxfam Ibis (Dinamarca) que pretende apoyar a los niños, jóvenes y maestros refugiados y desplazados de Uganda y Sudán del Sur, para que puedan satisfacer sus necesidades educativas y profesionales.  

El evento consistió en un panel de alto nivel, formado por ministros de Educación de los países participantes en BRICE, Gobiernos donantes y representantes de la sociedad civil, que exploró las prácticas más prometedoras para garantizar una educación segura y de calidad para todos los alumnos. Participaron representantes de las misiones de los países ante la UNESCO, personal de la UNESCO, socios del proyecto BRICE, docentes y sus representantes sindicales, organizaciones no gubernamentales y asociados de la sociedad civil, entre otros.

Una amplia gama de proyectos

Los participantes analizaron los resultados del Informe GEM 2019 ‘Migración, desplazamiento y educación: Construyendo puentes, no muros’, luego de una presentación de Anna Cristina D'Addio, Analista Senior de Políticas. Tras su presentación se celebró un foro de aprendizaje entre pares, dirigido a los principales socios del proyecto BRICE en Uganda y del proyecto de refugiados de la IE en Europa. En el evento se discutieron los obstáculos para impartir una educación de calidad a los niños y jóvenes refugiados y migrantes y las lecciones que el Informe GEM 2019 y el proyecto BRICE ofrecen como soluciones a estos problemas.

En sus observaciones introductorias, el Director de la División de Cooperación, Seguimiento Intersectorial y Alianzas para África de la UNESCO, Sr. Du Yue, recordó a la audiencia la "importancia de contar con docentes cualificados y con el apoyo adecuado" y las enormes repercusiones que la escasez de esos docentes y de los instrumentos de que disponen tienen sobre el acceso de los refugiados a la educación. "Estamos aquí para mostrar nuestro compromiso con las personas desplazadas", dijo Yue, y añadió que el derecho de los refugiados y de las personas desplazadas es una de las máximas prioridades de la UNESCO.

Al comentar el informe, Ita Sheehy, Asesora Senior de Educación del ACNUR, la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, dijo que era fundamental que los países examinen "sus programas de formación de docentes y, en particular, la manera en que se está formando a los docentes para aborar la diversidad en las aulas". En cuanto a los docentes refugiados, subrayó que "están capacitados, tienen experiencia, deben ser incluidos e implicarse en la respuesta educativa a los refugiados". Deberíamos usar sus talentos".

IE: apoyar a los docentes e incluir a los refugiados en el sistema educativo

Durante su discurso, Dennis Sinyolo, Coordinador Senior de Educación y Empleo de la Internacional de la Educación, recordó que el aumento de la discriminación, el racismo y la xenofobia y la magnitud sin precedentes de los desplazamientos humanos en los últimos años ponen de relieve la urgente necesidad de un compromiso mundial con una migración justa y con unas políticas coherentes basadas en los derechos. Lamentó que a millones de migrantes y refugiados se les siga negando el derecho fundamental a una educación de calidad y padezcan discriminación. En su opinión, "el Informe GEM 2019 nos recuerda la urgente necesidad de abordar las causas profundas de la migración y los desplazamientos y de hacer que nuestros sistemas educativos, escuelas y todas las instituciones educativas sean más inclusivos, sensibles y respondan a las necesidades de las personas y los niños desplazados". Recordó que los Gobiernos debían velar por que los planes de estudio y los materiales didácticos reflejen la diversidad del alumnado, y elaborarlos con la plena participación de los educadores y sus sindicatos. 

Con el fin de lograr una educación de calidad para todos, subrayó que es preciso "empoderar a los docentes y al personal de apoyo educativo y se les deben ofrecer las aptitudes, herramientas y el respaldo necesarios". Sinyolo también pidió medidas inmediatas para aprovechar las aptitudes y competencias de los docentes y educadores migrantes y refugiados, y garantizar que sus condiciones de trabajo no sean inferiores a las de los maestros locales con calificaciones equivalentes. "Tenemos que construir puentes, no muros", concluyó.