Alemania: La escasez de personal limita el acceso a la educación infantil y la calidad de esta

Según un sindicato alemán, la escasez de apoyo y reconocimiento de la profesión de docentes de educación infantil da lugar a una peligrosa falta de personal.

Según el sindicato de educación Gewerkschaft Erziehung und Wissenschaft (GEW), afiliado de la Internacional de la Educación, en Alemania se necesitan cientos de miles de docentes de educación infantil. En realidad, de acuerdo con el sindicato, se necesitan 300 000 educadores más antes de 2025 para poder mantener los niveles de matriculación actuales. Mientras tanto, muchas guarderías están cerrando o carecen de capacidad debido a la aguda escasez de personal docente en toda Alemania.

Según un miembro del consejo ejecutivo del GEW, Björn Köhler, para mejorar la calidad del sector se necesitan 100 000 docentes adicionales "en este momento" y medio millón a largo plazo. El Ministerio de Educación ha evaluado la escasez de docentes en 200 000 hasta 2030, y va a añadir un aporte adicional de 300 millones de euros al sector. La financiación se destinará a aumentar la contratación y a mejorar los salarios de los empleados actuales.

Una cuestión de estatus

El GEW cree que la causa subyacente de esta escasez de personal radica en las condiciones impuestas en el sector de la educación infantil. La formación para convertirse en docente de educación infantil puede durar hasta cinco años y debe ser asumida por el estudiante, mientras que, en otros sectores, el sistema dual alemán paga la matrícula. "Esto refleja el trato que nuestra sociedad le ha dado a estos empleos", sostuvo Köhler. "Otros sectores más dominados por hombres gozan de mayor reputación, y esto se plasma en los precios de la formación. Los candidatos a docentes de educación infantil tienen que aportar su propio dinero". Köhler afirma que es necesario que se produzca un cambio en la mentalidad de la sociedad: "Tenemos que mostrar el valor que posee esta profesión en nuestra sociedad".

Comparte esta página