Irak: Un sindicato de docentes invierte en instalaciones para mejorar la educación en el Kurdistán

Los sindicalistas de la educación han invertido en un proyecto inmobiliario con el fin de mejorar la educación de calidad en Kurdistán.

El Kurdistan TeachersUnion (KTU) ha firmado un contrato con la empresa nacional iraquí Bharari Kar para la construcción de dos edificios en un terreno que pertenece a su oficina de Sulaymaniyah. 

 

El primer edificio de 250 m2 consta de tres plantas, así como de dos habitaciones y una oficina para la oficina del KTU en Sulaymaniyah, que se utiliza para conferencias educativas y profesionales, reuniones, seminarios y como centro cultural para los docentes con una biblioteca, una cafetería y un restaurante. El segundo edificio es comercial. El doce por ciento de los ingresos se destinará al KTU. 

 

Al firmar el contrato inmobiliario, el presidente del KTU, Abdulwahed Mohamed, reafirmó que su sindicato de docentes “pondría todo su empeño en encontrar recursos financieros para alcanzar sus objetivos clave, y poder brindar a los docentes los mejores servicios en cuanto a la posibilidad de realizar cursos de formación, mejorar los niveles culturales y científicos, y generar interés en la investigación centrada en las personas con necesidades especiales, así como en la protección del medio ambiente". 

Además, puso de manifiesto que el KTU “se esfuerza por establecer una relación cercana con los inversores nacionales, así como con las organizaciones de la sociedad civil, con el fin de alentar a los estudiantes que han abandonado la enseñanza por diferentes motivos a que regresen a las escuelas y a los centros educativos. Dichas instalaciones también ayudarán a las personas psicológicamente afectadas por los ataques terroristas perpetrados por el ISIS, sobre todo a las mujeres y las niñas yazidíes, ofreciendo cooperación y cursos de formación para integrarlas en la sociedad”. 

 

"Le deseo todo el éxito a este proyecto en aras de que el sindicato pueda llevar a cabo otros programas en el futuro y abogar mejor por la educación de calidad", concluyó Mohamed.