• Página principal
  • News
  • El Caucus de LGBTI examina las victorias, los retrocesos y las estrategias de movilización para promover los derechos humanos

El Caucus de LGBTI examina las victorias, los retrocesos y las estrategias de movilización para promover los derechos humanos

El primer caucus en el período previo al Congreso de la Internacional de la Educación se centró en los derechos del colectivo LGBTI y en cómo apoyarlos a través de alianzas con grupos de ideas afines para promover un discurso y un objetivo común. Es importante que los derechos del colectivo LGBTI sean una prioridad en las agendas de las organizaciones sindicales. De hecho, debería haber más personas LGBTI que ocuparan cargos directivos en los sindicatos con el fin de poner en evidencia los problemas con los que se enfrentan en términos de derechos humanos, violencia y acoso. No se trata solo de derechos de las personas homosexuales, sino que se trata de derechos humanos fundamentales.

Los delegados también escucharon cómo el carácter interrelacionado de las categorizaciones sociales, como la raza, la clase, la orientación sexual, la religión y el género se superponen para crear una mayor discriminación o situación desventajosa para los estudiantes y docentes LBGTI. Se afirmó que la interseccionalidad estaba presente en tres niveles de la sociedad: individualmente, simbólicamente (la manera en que las personas LGBTI están representadas en los medios de comunicación y las redes sociales) y estructuralmente dentro de las instituciones, en términos de procedimientos y políticas.

“Es en los rincones oscuros donde prosperan los prejuicios. Les corresponde a los sindicatos poner de relieve esta situación”.

La declaración de uno de los oradores sobre la violencia y el acoso en el mundo del trabajo resonó con fuerza entre los delegados presentes en el foro. Los oradores describieron más detalladamente la situación en Estados Unidos, donde la administración de Trump sigue adoptando medidas regresivas de derechas que dan marcha atrás al reloj y nos llevan a los años 60 con respecto a los logros alcanzados en materia de derechos humanos. En Inglaterra, la violencia y la intimidación en las redes sociales es un problema continuo que es preciso abordar. En Australia, el sindicato de docentes fue eficaz en su campaña “Vote Sí” para afirmar los derechos del colectivo LGBTI.

En general, es necesario hacer mucho más, ya que se trata de un desafío continuo para los educadores y los estudiantes. Tenemos que garantizar la solidaridad, la creación de vínculos con los socios comunitarios y poner de relieve la labor que llevan a cabo los sindicatos de los docentes para promover los derechos del colectivo LGBTI.

Como dijo hoy uno de los oradores: “Los viajes largos comienzan con un primer paso. Hagamos pequeñas incursiones utilizando las herramientas disponibles para seguir progresando. El cambio puede producirse cuando las personas comienzan a dialogar”.