El Congreso rinde homenaje a la democracia y los derechos sindicales

«Vivimos tiempos marcados por la intolerancia, en los que las falsedades se venden como hechos y la verdad se rechaza como si de noticias falsas se tratase», dijo el orador invitado Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El anterior secretario general de la Confederación Sindical Internacional y de la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres profundizó en las circunstancias actuales en las que los salarios disminuyen y las desigualdades crecen.  

 

Explicó que la constitución de la OIT estipula que el trabajo no es una mercancía «y la educación tampoco debe serlo».  

 

Felicitó a la Internacional de la Educación (IE) por sus logros al garantizar un objetivo de desarrollo sostenible centrado en el acceso a la educación de calidad y por hacer presión en este sentido y dijo que se rendía homenaje a la ética de la IE y de las organizaciones afiliadas. 

 

«La educación debe velar por la democracia, los ciudadanos del mundo y un objetivo común», añadió Ryder que también confirmó el compromiso de la OIT de trabajar con la IE a fin de garantizar que la educación se convierta en una de las preocupaciones centrales.  

 

Resoluciones aprobadas 

 

Entre las resoluciones debatidas y aprobadas en el pleno de la mañana se incluyen las siguientes: 

- ratificar los derechos de las mujeres y las niñas; 

- múltiples formas de discriminación y su confluencia; 

- eliminar todas las formas de acoso sexual y de violencia sexual en los sindicatos de la educación; 

- garantizar los derechos LGBTI; 

- realizar investigaciones que analicen las contribuciones que los sindicatos fuertes realizan a las sociedades con derechos humanos sólidos; 

- garantizar la educación para la democracia. 

 

Todos juntos por la democracia: Maria Ressa se dirige al Congreso de la IE  

 

«Si no hay hechos, no puede haber verdad. Sin verdad no puede haber confianza. Si nos falta todo esto, no hay espacio público y no puede haber democracia». Maria Ressa empezó su discurso en el Congreso compartiendo su experiencia como periodista en Filipinas, donde impera un Gobierno hostil. Ressa, redactora de Rappler y «persona del año 2018» según Time, argumentó que las redes sociales se han convertido en armas en manos de los regímenes autoritarios y de intereses concretos en muchas partes del mundo. Y la tendencia no hace sino aumentar. Muchos periodistas están luchando por la verdad en un panorama en el que decir una mentira las veces suficientes hace que se convierta en una verdad.  

 

Ressa insistió en la importancia de los educadores y de la educación a la hora de construir las capacidades de pensamiento crítico que todos los ciudadanos deben tener a fin de tomar decisiones y añadió: «Tenemos que enfrentarnos a los acosadores e informar de las mentiras, así es como el valor se propaga».  

El Congreso de la IE respondió a su llamamiento con una clamorosa ovación.  

 

Las charlas «Ed-Talks» generaron debates 

 

A la hora de la comida, los delegados se reunieron en los salones para educadores para escuchar las numerosas charlas «Ed-Talks» organizadas durante la semana. Las charlas del día versaron sobre los siguientes temas:  

 

- sindicatos de educación que toman medidas para poner fin a la violencia de género relacionada con la escuela; 

- Respuesta Mundial en Europa;  

- enseñanza privada y educación pública; y  

- organización en favor de la educación de calidad, movimiento Red for Ed(ucation) (Viste de rojo por la educación). 

 

El programa de la tarde consistió en cuatro sesiones independientes paralelas en las que los participantes tuvieron la oportunidad de intercambiar opiniones y de aprender unos de otros tituladas Vivir según nuestros valores: no al acoso; Hacer que ocurra: enfrentarse a la privatización; Tomar el control: luchar contra el cambio climático, y Renovación sindical: los sindicatos contraatacan.