• Página principal
  • News
  • Incendios en la Amazonia: los educadores se suman a las protestas mundiales y exigen unas políticas medioambientales responsables

Incendios en la Amazonia: los educadores se suman a las protestas mundiales y exigen unas políticas medioambientales responsables

A lo largo de los últimos días se han registrado más de 2.500 incendios en la selva amazónica. Los educadores reclaman una política medioambiental más firme en Brasil y en todo el mundo.

La grave situación en la selva amazónica ha sido noticia en todo el mundo. Brasil ha registrado este año más de 72.000 incendios, lo que representa un aumento del 85% en comparación con 2018según el Instituto Nacional de Investigación Espacial del país. Más de la mitad de los incendios se han producido en la Amazonia. El aumento del número de incendios es consecuencia de la política del Gobierno de Bolsonaro, que favorece la apertura de la selva tropical al desarrollo comercial a costa de la protección medioambiental y de las comunidades indígenas que viven en la región. Desde que Bolsonaro asumió el cargo a principios de este año, el ritmo de la deforestación en Brasil se ha disparado, y los activistas temen que muchas personas hayan sido alentadas a prender fuegos para despejar terrenos y convertirlos en tierras destinadas a pastos. En respuesta a las protestas, Bolsonaro ha rebatido las inquietudes y ha puesto en marcha una ofensiva contra las organizaciones de la sociedad civil, culpando a las ONG locales de iniciar los fuegos, sin la más mínima prueba. 

 

En un mensaje de vídeo, Fátima Silva, vicepresidenta del Comité Regional de la Internacional de la Educación para América Latina y secretaria general de la CNTE Brasil, ha expresado que la política medioambiental del Gobierno brasileño favorece la destrucción y la venta de la Amazonia”. Silva ha solicitado a la comunidad internacional que condene esta política y que defienda la biodiversidad de la selva tropical amazónica, así como los derechos de los pueblos indígenas que viven en la selva, por el bien de Brasil y de todo el planeta. La declaración completa está disponible a continuación (en español). 

 

 

Susan Hopgood, presidenta de la Internacional de la Educación, ha declarado: “Los incendios de la Amazonia se salen de lo normal. El aumento del 85en el número de incendios, en comparación con 2018, es consecuencia del retroceso en las políticas de protección medioambiental. En medio de la crisis climática, el planeta no puede permitirse que se formulen políticas irresponsables. En Brasil y en muchos países estamos constatando un fomento del desarrollo en detrimento de la conservación, una desconsideración hacia los derechos de las minorías, ataques sin fundamento a las organizaciones de las sociedad civil y un debilitamiento la educación, todo ello con consecuencias devastadoras. Los educadores se oponen a esta corriente. Seguiremos diciendo la verdad en nuestras aulas y en los máximos foros de poder. No nos rendiremos”.  

 

El mes pasado, el Congreso Mundial de la Internacional de la Educación identificó la lucha contra el cambio climático como una de las prioridades de la organización para los próximos cuatro años, señalando que “la educación es el mejor instrumento para enseñar al público a ser consciente de las causas y consecuencias del cambio climático y de otros problemas medioambientales, y para proporcionar conocimientos, competencias y actitudes necesarias para buscar soluciones, modificar los patrones de consumo y transformar la sociedad, contribuyendo de esta forma a modificar el modelo económico insostenible que ha desembocado en la espiral de destrucción social y medioambiental en la que nos encontramos actualmente”.