• Página principal
  • News
  • Reino Unido: Los resultados del GCSE estresan a los estudiantes y socavan sus oportunidades de aprendizaje

Reino Unido: Los resultados del GCSE estresan a los estudiantes y socavan sus oportunidades de aprendizaje

Tras la publicación de los resultados del Certificado General de Educación Secundaria (GCSE, por sus siglas en inglés), los sindicatos de educación del Reino Unido reconocen el arduo trabajo de los estudiantes y de todos aquellos que los han apoyado, incluidos los profesionales de la educación, y hacen hincapié en la repercusión que tienen estas pruebas en el bienestar de los estudiantes y en la necesidad de establecer un plan de estudios amplio.

NEU: El método de evaluación del modificado GCSE resulta considerablemente peor para la salud mental de los estudiantes 

Nansi Ellis, secretaria general adjunta del National Education Union (NEU), felicitó a los estudiantes y a los docentes por los resultados del GCSE y explicó que sin embargo, constituye una gran preocupación el hecho de que, de acuerdo con los miembros del NEU, el método de evaluación del modificado GCSE resulta considerablemente peor para la salud mental de los estudiantes”. 

En el Reino Unido, el GCSE es un examen académico, que generalmente se realiza en varias asignaturas, para los estudiantes que cursan educación secundaria en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. Dejar a un lado el trabajo de todo el curso y hacer que la mayoría de las asignaturas se evalúen exclusivamente mediante unos exámenes realizados al final del año 11 (Year 11) hace que el GCSE constituya una experiencia de todo o nada de alto riesgo para los estudiantes, de manera completamente innecesaria, que hace que el estudio se centre en lo que será mejor para aprobar el examen, en lugar de en el desarrollo de un conjunto de competencias más amplio”, añadió Ellis. 

Tanto la dificultad como la envergadura del contenido del GCSE han aumentado con las diferentes reformas, por lo que la mayoría de los centros escolares se sienten obligados a comenzar las clases de preparación para el GCSE en el año 9 (Year 9), o incluso antes, con el fin de poder abarcar todo. Esto da lugar a un plan de estudios más limitado para los estudiantes y a una disminución del 30% de las matrículas en asignaturas de Bachillerato no Inglés como el arte, la música, el diseño y la tecnología, la educación física, la educación religiosa y los estudios sociales desde 2016. 

Ellis atribuyó esta disminución a las medidas de rendición de cuentas tomadas por el gobierno, como EBacc y Progress 8, que obligan a los centros escolares a centrarse en asignaturas académicas principales, independientemente de los intereses de los estudiantes, y a la insuficiente financiación de escuelas e institutos impuesta por los gobiernos conservadores. 

Con el fin de eliminar los numerosos efectos secundarios negativos del sistema actual, los docentes proponen que las escuelas sean liberadas de las camisas de fuerza que suponen Progress 8 y EBacc y sean autorizadas para actuar en base a su experiencia profesional a la hora de ayudar a los estudiantes a decidir qué asignaturas cursar. 

Los educadores no están solos en sus demandas de reforma. Según Ellis, académicos, grupos de expertos y representantes políticos de todo el sector, como exministros de Educación y el actual presidente del Education Select Committee, se unen a los profesionales de la educación para exigir que se revoquen estas medidas. 

NASUWT: El acceso de los jóvenes a un plan de estudios amplio y equilibrado se ve menoscabado 

Chris Keates, secretaria general interina de la National Association of Schoolmasters Union of Women Teachers (NASUWT), declaró que el hecho de que los resultados se hayan mantenido estables año tras año, pese a la modificación del sistema de puntuación y los cambios en la estructura de las calificaciones, evidencia el esfuerzo que los alumnos han llevado a cabo y la dedicación por parte de los docentes a la hora de apoyar a sus alumnos a dar lo mejor de sí. 

No obstante, Keates destacó la preocupación de la NASUWT ante la marcada disminución en el número de matrículas para obtener el GCSE en algunas asignaturas no-EBacc, como estudios religiosos, diseño y tecnología: Este es el resultado inevitable de la presión ejercida sobre las escuelas para que prioricen las asignaturas del EBacc, que ha conducido a que se reduzcan las horas dedicadas a asignaturas que no forman parte del EBacc en muchos centros y a recortar personal y recursos en estas asignaturas. 

La NASUWT cree que esta medida menoscaba el acceso de los jóvenes a un plan de estudios amplio y equilibrado, así como su oportunidad de conseguir una amplia gama de oportunidades de aprendizaje.