• Página principal
  • News
  • Reino Unido: aumentar los salarios iniciales, un paso en la dirección correcta para garantizar la contratación y retención de docentes

Reino Unido: aumentar los salarios iniciales, un paso en la dirección correcta para garantizar la contratación y retención de docentes

Los sindicatos de educación del Reino Unido han reaccionado al anuncio de un aumento en los salarios iniciales de los docentes y han reconocido que esta medida conseguirá que la profesión docente resulte más interesante y ayudará a mitigar la crisis de la contratación y retención de docentes, a pesar de que se necesita una mayor inversión pública de forma urgente.

NEU: las escuelas necesitan docentes con experiencia y novatos

«La propuesta de aumentar los salarios iniciales de los docentes es absolutamente necesaria si el gobierno quiere que haya suficientes graduados interesados en serlo, aunque puede que no baste con eso», señaló Mary Bousted, Secretaria General Adjunta de la National Education Union (NEU), tras conocerse informes que señalan que Gavin Williamson, Secretario de Estado para la Educación, pedirá un aumento salarial de hasta 6000 £ anuales para los nuevos docentes a partir del curso 2022-2023.

Después de recordar que los objetivos de formación docente llevan sin alcanzarse seis años consecutivos, Bousted declaró que «resulta fundamental financiar estos aumentos de forma adecuada y conseguir que los docentes vuelvan a recuperar los niveles de 2010 como mínimo».

A pesar de que las escuelas necesitan docentes novatos, retener a educadores con experiencia es básico. Inglaterra presenta una de las tasas más bajas de retención de docentes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y casi la mitad de ellos dejan su empleo en un plazo inferior a 10 años, llevándose consigo un conocimiento y experiencia extensos. El NEU exige al gobierno que dé un paso más y recupere las retribuciones salariales progresivas obligatorias negociadas con los sindicatos de docentes. Así, se garantizaría que el sistema salarial fuera transparente, abierto y justo, y que existieran incentivos adecuados para que los docentes con experiencia siguieran enseñando.

Igual de importante que acabar con la crisis de la contratación y la retención es la carga laboral de los docentes, sobre todo si tenemos en cuenta que en Inglaterra ocupan el segundo puesto de la OCDE en cuanto a horas de trabajo, solo superados por Japón. A menos que su horario de trabajo se reduzca de forma sustancial, seguirán considerando que su salario por hora es demasiado bajo para resultar atractivo o para mantenerse en dicha profesión, concluyó Bousted.

NASUWT: los aumentos salariales de los docentes de las escuelas llevan retraso

Chris Keates, Secretaria General en Funciones de la Asociación Nacional del Sindicato de Gestores de Mujeres Docentes (NASUWT) también incidió en que «los aumentos salariales para los docentes de las escuelas llevan retraso después de casi una década de erosión salarial que ha provocado un descenso en estos sueldos, cada vez menores que los de otros graduados».

Keates pidió medidas urgentes y destacó que los docentes estarán descontentos por el hecho de que estas subidas salariales no entren en vigor hasta el año 2023: «Hay que tomar medidas ahora para mejorar significativamente los salarios y condiciones de los docentes y poner fin a la crisis de la contratación y retención que afecta a escuelas y academias».

Aunque las mejoras en los salarios iniciales de los docentes son necesarias, las escuelas también tienen un problema mayúsculo a la hora de retener a docentes con experiencia, pues dos tercios de estos se plantean seriamente abandonar la profesión, advirtió. La inversión en los salarios de los docentes debe garantizar mejoras en los sueldos de todos los profesores, incluidos los que cuentan con más experiencia.