• Página principal
  • News
  • Los sindicalistas de la educación de Asia y el Pacífico formularon recomendaciones para avanzar en el cumplimiento del ODS 4 y las normas profesionales de enseñanza

Los sindicalistas de la educación de Asia y el Pacífico formularon recomendaciones para avanzar en el cumplimiento del ODS 4 y las normas profesionales de enseñanza

En la reunión consultiva regional de Asia-Pacífico de los afiliados de la Internacional de la Educación, los dirigentes sindicales de la educación adoptaron recomendaciones para el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 y para implementar normas profesionales de enseñanza.

Treinta dirigentes sindicales de la educación de 13 organizaciones miembros de la Internacional de la Educación (IE) participaron en la reunión consultiva regional de Asia y el Pacífico “¿Dónde estamos? Los progresos realizados para la consecución de la Agenda Educación 2030”, celebrada del 28 al 29 de septiembre en Bangkok, Tailandia. 

 

1erdíaObjetivo de Desarrollo Sostenible 4 

 

El primer día de la reunión se dedicó al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 4 y tuvo como finalidad elaborar recomendaciones para ser incluidas en el documento de resultados de la 5ª Reunión Asia-Pacífico sobre Educación 2030. 

 

La Sra. Maki Hayashikaa, Jefa de Sección de Educación Inclusiva de Calidad en la Oficina de la UNESCO en Bangkok, puso al tanto a los participantes sobre la situación actual y los progresos realizados en el proceso de implementación del ODS4 Educación 2030. Comunicó las seis recomendaciones de política presentadas al Foro Político de Alto Nivel celebrado en Nueva York, EE.UU., en julio de 2019, y pidió a los gobiernos 

 

  • acelerar los esfuerzos para eliminar las barreras sistémicas y no sistémicas que obstaculizan la equidad, la inclusión y la calidad a todos los niveles de la educación garantizando la participación de los diversos interesados/as; 

  • diversificar las vías de aprendizaje, tanto en la educación formal como en la no formal, para erradicar el analfabetismo; 

  • aumentar y garantizar el suministro de un cuerpo docente motivado, apoyado, cualificado, con recursos adecuados y autonomía; 

  • incrementar la inversión, adoptando los parámetros internacionales de asignación presupuestaria, es decir, por lo menos el 4-6% del PIB y/o al menos el 15-20% del gasto público total en educación, así como garantizar una asignación de recursos eficiente y equitativa y una rendición de cuentas de los gastos; 

  • fortalecer el seguimiento de la inclusión, la equidad y la calidad asegurando que existan mecanismos adecuados y que disponen de la capacidad necesaria; 

  • y promover una mayor participación de las diversas partes interesadas, incluidos los jóvenes, la sociedad civil, los/las docentes de la enseñanza superior, los medios de comunicación y el sector privado, en el logro del ODS 4 y maximizar las sinergias entre los ODS. 

  •  

Asimismo, presentó la nueva campaña de la Oficina de la UNESCO en Bangkok denominada #CommitToEducation SDG4 (Compromiso con la educación ODS4). La campaña se basa en ocho principales razones para sensibilizar y promover la implementación del ODS4, incluido el hecho de que, según las tendencias actuales, más de 220 millones de niños, adolescentes y jóvenes seguirán sin escolarizar en 2030; además de que el número de docentes que carecen de la formación mínima requerida es demasiado importante. 

 

2º díaNormas profesionales de la enseñanza 

 

El segundo día se dedicó al desarrollo de una hoja de ruta de implementación para el Marco Global de Normas Profesionales de Enseñanza IE/UNESCO adoptado en el 8º Congreso Mundial de la IE en Bangkok, en julio de este año. 

 

Dennis Sinyolo, de la IE, presentó el Marco, que fue desarrollado conjuntamente por la IE y el Grupo de Trabajo Internacional de la UNESCO sobre el Personal Docente para la Educación 2030. El objetivo principal del Marco es informar y orientar la elaboración, la revisión o reforma de las normas nacionales de enseñanza. Consiste en 12 principios clave, tales como: la educación de calidad es un derecho universal de todos los niños, jóvenes y adultos en el interés de las personas, las comunidades y las sociedades; todos los/las docentes deben ser formados en universidades o instituciones equivalentes y tener los conocimientos, aptitudes y competencias necesarios para satisfacer las diversas necesidades de los estudiantes; y los gobiernos y las autoridades educativas tienen la obligación de garantizar que los/las docentes reciban el apoyo, la formación, el desarrollo profesional y las oportunidades necesarios para participar y acceder a la investigación, incluida la investigación de acción, a fin de permitir que todos los/las estudiantes desarrollen su pleno potencial. 

 

Sinyolo también comunicó a los participantes los posibles usos de estas normas profesionales de enseñanza: servir de base para la elaboración/revisión de las normas de enseñanza nacionales; mejorar la calidad del profesorado, la enseñanza y el aprendizaje; mejorar la formación inicial del profesorado; mejorar el desarrollo profesional continuo de los/las docentes; mejorar la cualificación de los/las docentes no cualificados; y promover la autonomía docente y la habilitación de los/las docentes. 

 

Recomendaciones sobre la implementación y seguimiento de los progresos respecto al ODS4 

 

La reunión consultiva de dos días resultó en dos conjuntos de recomendaciones. El primero se centró en la implementación y el seguimiento de los progresos hacia el cumplimiento del ODS 4, y se envió como aportación a la Reunión Asia-Pacífico sobre Educación 2030 que tuvo lugar del 1 al 4 de octubre en Bangkok. Los participantes llamaron a los gobiernos a: 

  •  

  • Acelerar el progreso hacia la implementación del ODS 4, así como los ODS y los objetivos relacionados abordando los principales obstáculos que impiden el progreso (financiación de la educación, docentes, equidad e inclusión). 

  • Garantizar la inversión en la educación pública cumpliendo los parámetros de financiación de la educación acordados internacionalmente (el 6% del PIB como mínimo y/o al menos el 20% del presupuesto nacional). 

  • Ampliar y garantizar la provisión pública de educación de la primera infancia para todos/as. 

  • Regular las actividades de los proveedores de educación privada con el fin de garantizar la calidad, equidad e inclusión y condiciones de trabajo decentes para los/las docentes. 

  • Proporcionar infraestructuras adecuadas y de calidad, recursos de enseñanza y aprendizaje, particularmente en las zonas rurales, lejanas y otras zonas marginadas. 

 

Recomendaciones sobre los/las docentes 

 

En su segunda serie de recomendaciones sobre los/las docentes, los dirigentes sindicales de la educación hicieron hincapié en que los gobiernos deberían: 

  • Garantizar que se brinde de forma gratuita un desarrollo profesional de calidad y adecuado a todos los/las docentes y responsables de la educación de la primera infancia, la enseñanza primaria, secundaria y profesional, así como de la educación superior. 

  • Garantizar que las normas profesionales de enseñanza sean elaboradas por y con la plena participación de los/las docentes y de sus sindicatos. 

  • Profesionalizar la enseñanza, incluido a través de la mejora de las cualificaciones y competencias de todos los/las docentes no cualificados e insuficientemente cualificados. 

  • Entablar con las organizaciones de los/las docentes un diálogo genuino sobre la conceptualización, la implementación, el seguimiento la revisión de las políticas educativas y docentes. 

  • Abordar la carga de trabajo y el bienestar de los/las docentes y garantizar que dispongan del tiempo adecuado para la preparación de sus clases y la reflexión crítica. 

  • Garantizar la libertad académica y la autonomía profesional de los/las docentes. 

  • Garantizar que los/las docentes cuenten con condiciones de trabajo salarios decentes acordados mediante un diálogo social genuino (incluida la negociación colectiva) con los sindicatos de la educación. 

  • Garantizar la seguridad laboral/ la seguridad de la titularidad (contratos permanentes) para todos los/las docentes y el personal de apoyo educativo.