• Página principal
  • News
  • Australia: Los sindicatos se movilizan en la crisis nacional de incendios forestales

Australia: Los sindicatos se movilizan en la crisis nacional de incendios forestales

La Internacional de la Educación felicita al Australian Council of Trade Unions por su pronta reacción para ayudar a las comunidades afectadas por los devastadores incendios forestales y su llamamiento para conseguir donaciones y voluntarios.

El Australian Council of Trade Unions es el organismo representativo de 46 sindicatos afiliados que representan a cerca de 2 millones de trabajadores australianos y sus familias. Las organizaciones nacionales miembros de la Internacional de la Educación (el Australian Education UnionIndependent Education Union of Australia y el National Tertiary Education Union) se encuentran entre sus afiliados. 

 

Llamamiento para conseguir donaciones y voluntarios 

 

El Fondo de Ayuda contra Incendios del Australian Council of Trade Unions fue creado con el fin de brindar apoyo a los miembros del sindicato que perdieron sus hogares o sus ingresos en los incendios forestales de 2019-2020 y pueden necesitar más ayuda que la disponible de manera general. 

 

Asimismo, eAustralian Council of Trade Unions solicita donaciones para el fondo Victorian Bushfire Appeal o la Cruz Roja. También se necesitan voluntarios para ayudar a los servicios de socorro con labores como la construcción de cercas, cocinar y servir alimentos, o conducir autobuses o camiones. 

 

Hemos estado supervisando de cerca la situación en Australia y resulta simplemente desgarradora muchos niveles: numerosas pérdidas de vidas humanas, cientos de millones de animales muertos, miles de hogares quemados, áreas masivas incineradas, declaró el secretario general de la Internacional de la Educación, David Edwards. A continuación, puso de relieve que la negación del cambio climático y un gobierno completamente irresponsable claramente han jugado un nefasto papel en esta crisis. 

 

Manifestamos nuestra plena solidaridad con los numerosos australianos que han perdido seres queridos, han visto sus casas destruidas y están viviendo una grave situación de trastorno e incertidumbre. Nos solidarizamos con el movimiento sindical australiano en su esfuerzo por apoyar a las comunidades afectadas”, concluyó Edwards.