Fiji: Sindicalismo independiente en peligro

La IE sigue estando profundamente preocupada por las constantes violaciones de las normas internacionales del trabajo que están repercutiendo directamente en sus afiliadas, la Fijian Teachers’ Association (FTA) y el Fiji Teachers’ Union (FTU), así como la represión de todo el movimiento sindical en Fiji.

El Gobierno militar de Fiji ha estado implicado en una agresión sin cuartel contra el sindicalismo: la policía dispone ahora de poderes para detener, interrogar y acusar a delegados sindicales por llevar a cabo “asambleas ilegales”, incluso cuando esto se refiera a la celebración de reuniones para preparar las negociaciones de convenios colectivos.

Una serie de leyes y decretos están violando también los derechos fundamentales de los trabajadores. Por ejemplo, un decreto emitido en agosto de 2011, el Decreto de Empleo de Sectores Nacionales Esenciales, anula los convenios colectivos existentes y elimina el derecho de huelga en cualquier sector que el Gobierno pueda designar.

Fiji está bajo el control de una dictadura militar desde 2006, tras lo cual fue suspendido de la Commonwealth y del Foro de las Islas del Pacífico. La Unión Europea ha suspendido también los pagos de la ayuda exterior a la Junta en el poder.

A pesar de que el país ha ratificado los dos Convenios relevantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a saber el Convenio 98 (1974) y el Convenio 87 (2002), que le obligan a respetar los derechos de los trabajadores consagrados en los mismos, sigue contraviniendo los términos del acuerdo. Además, como estado miembro de la OIT, el Gobierno de Fiji tienen la obligación de observar la Declaración relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo aprobados por la OIT en 1998.

Después de la Conferencia Internacional del Trabajo, en junio de 2011, donde se discutió el caso de Fiji y se puso de relieve la ausencia de derechos sindicales de los docentes, una delegación especial de la OIT visitó el país en agosto. La delegación se reunió con representantes del Gobierno, empleadores y trabajadores. Tevita Koroi, líder de la FTA, afiliada de la IE, fue uno de los cuatro representantes de los trabajadores que se reunió con la delegación de la OIT.

En agosto, la IE envió otra carta de protesta a las autoridades de Fiji y presentó un informe a la Comisión de Expertos de la OIT, exponiendo el fracaso de las autoridades a la hora de cumplir con los Convenios de la OIT. La IE se ha unido también al llamado internacional por la restauración de las libertades sindicales y democráticas en Fiji.

 

¡Únete a la Campaña de LabourStartahora para demostrar tu apoyo por un Fiji democrático!

 

Comparte esta página