• Página principal
  • News
  • Canadá: Los consejeros de orientación asumen un papel destacado dentro de las comunidades escolares

Canadá: Los consejeros de orientación asumen un papel destacado dentro de las comunidades escolares

Desde brindar apoyo emocional hasta preparar a los estudiantes para sus futuras carreras profesionales, los consejeros de orientación de Canadá están experimentando un cambio en su práctica escolar que hace que se conviertan en una parte cada vez más fundamental para la vida de los jóvenes.

 

Los días en que los consejeros escolares eran principalmente solicitados para ayudar a los estudiantes en casos puntuales han sido relegados a una época pasada. Hoy en día, los consejeros desempeñan un papel central en el desarrollo de los estudiantes a lo largo de su vida escolar de primaria y secundaria.

“La función del consejero escolar está cambiando para incluir el liderazgo en la promoción de la reforma educativa, así como las escuelas saludables y seguras”, dice Janice Graham-Migel, consejera escolar de la Junta Escolar Regional de Halifax y presidenta del Comité de Asesoramiento de la Escuela Nacional de la Asociación Canadiense de Asesoramiento y Psicoterapia (CCPA, por sus siglas en inglés), una asociación nacional bilingüe que proporciona a los consejeros y psicoterapeutas profesionales un acceso exclusivo a programas educativos, titulación, desarrollo profesional y un contacto directo con profesionales homólogos y grupos especializados.

Graham-Migel, que obtuvo su doctorado en administración educativa en la Universidad de Toronto y estudió liderazgo distribuido como parte de sus estudios de doctorado, explicó a la Internacional de la Educación (IE) que “el consejero escolar desempeña un papel importante en la colaboración interdisciplinaria e interinstitucional, que se centra en la eliminación de los obstáculos que impiden el éxito académico”.

Ex docente y miembro actual de la Federación canadiense de docentes (CTF), Graham-Migel dice que se ha producido un cambio en el asesoramiento, que ha pasado de ser un cargo a ser un programa, y que ahora se espera que los consejeros escolares asuman un papel de liderazgo con los estudiantes, además de “cultivar el liderazgo en la comunidad escolar”.

Aunque la educación en Canadá está organizada bajo la autoridad provincial, este cambio se ha producido en todo el país, en donde hay alrededor de un consejero por cada 500 estudiantes. En el caso de Nueva Escocia, su programa general de orientación y asesoramiento se ha desarrollado durante más de 20 años para centrarse en cuatro áreas centrales con el fin de responder mejor a las necesidades de los estudiantes: orientación curricular; servicios profesionales; planificación de la vida y de la carrera profesional; y gestión del programa y soporte del sistema. El programa se centra en el desarrollo personal, social, educativo y profesional de los estudiantes.

Planificación educativa y desarrollo profesional

“En un entorno laboral que cambia rápidamente y en una sociedad cada vez más móvil, la planificación educativa y el desarrollo profesional siguen siendo un componente esencial del programa general de orientación y asesoramiento de la escuela”, dice Graham-Migel. “Apoyar a los estudiantes en la planificación de su vida y en el establecimiento de sus objetivos, ayudarles en la transición hacia una nueva realidad laboral y de empleo en Canadá, y mejorar su preparación para la educación y la formación postsecundaria y las carreras profesionales es significativo en el ámbito de la práctica de un consejero escolar”.

Un enfoque integral del niño

Dado que la inmensa mayoría de consejeros escolares proceden de las filas de la docencia, CTF, socio de la CCPA desde 2015, respaldó y promovió la 4ª semana canadiense del asesoramiento escolar que se celebra anualmente y tuvo lugar recientemente, cuyo objeto es poner de relieve que esta profesión contribuye de manera decisiva en la comunidad educativa y en el bienestar de los estudiantes.

“Los estudiantes y sus familias se enfrentan a desafíos cada vez más complejos. Las escuelas se enfrentan a una variedad de dificultades morales, éticas, legales y médicas, así como a problemas relacionados con la salud mental”, dijo la presidenta de CTF, Heather Smith, quien destacó que “el consejero trabaja conjuntamente con la comunidad escolar para resolver los problemas que surgen en la escuela en colaboración con otros profesionales y organizaciones en caso de que sea necesario”.

La importancia del asesoramiento ha recibido mayor atención en los últimos años después de que Canadá acogiera a más de 40.000 refugiados sirios. Aunque las necesidades de los jóvenes varían de una provincia a otra, se han identificado ciertas necesidades comunes y la información se comparte por todo el país, que abre sus puertas a los inmigrantes.

Los consejeros desempeñan un papel decisivo a la hora de ayudar a los recién llegados a adaptarse y su labor abarca desde crear concienciación acerca de los conflictos hasta apoyar a los estudiantes que manifiestan una sintomatología vinculada a la frustración, la ira, la depresión, el desplazamiento y el estrés post-traumático, o abordar las dificultades vinculadas a la pobreza y lingüísticas.

Prestar atención a la salud mental

Sin embargo, otra área que necesita mayores recursos es la salud mental, que puede ser abordada en su fase inicial.

“En cualquier momento de cualquier día, aproximadamente uno de cada siete niños y jóvenes canadienses menores de 19 años sufre un trastorno mental grave que dificulta su capacidad de realizar tareas básicas, perturba sus actividades diarias y disminuye sus posibilidades de lograr el éxito educativo”, dijo Ariel Haubrich, presidenta de la Sección de los consejeros/as escolares de la CCPA. “A medida que aumentamos nuestra comprensión de los efectos nocivos que tienen los problemas de la salud mental sobre el desarrollo social y emocional, el éxito académico y la planificación de la carrera profesional, la intervención temprana y el apoyo permanente brindados por profesionales cualificados pueden tener un impacto significativo en los resultados positivos de los niños y jóvenes en edad escolar”.

La cuestión del bienestar fue objeto de atención en Montreal el pasado mes de julio durante la Asamblea General Anual de CTF, en la que se reunieron educadores y líderes del ámbito de la salud para abordar los problemas relacionados con la salud mental. Con el fin de proseguir la conversación, la campaña de CTF VOX-Hear My Voice permite que la voz de cada docente se una a la de sus compañeros de todo Canadá para promover los intereses de los niños y las familias. El manual de CTF Hear My Voice – Advocacy to change “what is” into “what should be” [Escucha mi voz – Cabildeo para cambiar “lo que es” por “lo que debería ser”] puede descargarse aquí.

 

Comparte esta página